Bemasive 150/20

1.       NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Bemasive 150/20 microgramos comprimidos recubiertos con pelicula.

2.       COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Cada comprimido  recubierto contiene 150 microgramos  de  desogestrel y  20  microgramos de etinilestradiol.

Para excipientes ver 6.1.

3.       FORMA FARMACÉUTICA

Comprimidos recubiertos.

Comprimidos de color amarillo pálido, redondos, biconvexos con “RG” grabado sobre una cara y “P9” sobre la otra.

4.       DATOS CLINICOS

4.1     Indicaciones terapéuticas

Anticoncepción oral.

4.2     Posología y forma de administración

4.2.1  Cómo tomar Bemasive 150/20 microgramos comprimidos recubiertos con pelicula

Los comprimidos deben tomarse en el orden establecido en el envase, cada día, aproximadamente a la misma hora del día. Se toma un comprimido diario durante 21 días consecutivos. El siguiente envase se comenzará después de un intervalo de 7 días sin tratamiento; durante este intervalo de descanso puede producirse hemorragia por deprivación. La hemorragia se inicia normalmente sobre el 2º ó 3er   día después  de  la toma del último comprimido y podría no cesar antes de empezar a tomar el siguiente envase.

4.2.2  Cómo iniciar la toma de Bemasive 150/20 microgramos comprimidos recubiertos con pelicula

Sin toma precedente de anticonceptivos hormonales (durante el último mes)

La toma de comprimidos debe iniciarse el primer día del ciclo menstrual normal (es decir, el primer día en que la mujer presente sangrado menstrual). La toma de comprimidos puede iniciarse también los días 2-5, pero durante el primer ciclo es recomendable el uso simultáneo de un método barrera durante los 7 primeros días de toma de comprimidos.

Cambio de otro anticonceptivo oral

La mujer debe empezar a tomar Bemasive el día después del intervalo de descanso normal o después de los comprimidos placebo de su anterior anticonceptivo oral.

Cambio de productos progestagénicos (minipíldoras, inyectables, implantes)

La mujer puede sustituir la minipíldora cualquier día (si se trata de un implante el día de su retirada, si se trata de un inyectable cuando se tenga que administrar la siguiente inyección)

Tras aborto en el 1er trimestre

La toma de comprimidos debe empezar inmediatamente. En este caso no son necesarias medidas anticonceptivas adicionales.

Después del parto o de aborto en el 2º trimestre

Para mujeres en período de lactancia – ver apartado 4.6.

Debe recomendarse a la mujer empezar a tomar el anticonceptivo oral sobre los días 21-28 después del parto o del aborto en el 2º trimestre. Si ha empezado a tomar el anticonceptivo oral más tarde, se le debe aconsejar el empleo simultáneo de un método barrera durante los 7 primeros días de la toma del comprimido. En caso de que la mujer haya tenido ya relaciones sexuales, debe descartarse un embarazo antes  de que empiece a tomar los comprimidos, o debe esperar   hasta su primera menstruación.

4.2.3  Olvido de la toma de comprimidos

Si se ha olvidado la toma del comprimido durante menos de 12 horas, no se reduce la protección anticonceptiva. La mujer debe tomar el comprimido olvidado tan pronto como lo recuerde y los restantes comprimidos se tomarán de la forma habitual.

Si se ha olvidado la toma del comprimido durante más de 12 horas puede reducirse la protección anticonceptiva. En caso de olvido de la toma de comprimidos deben considerarse las dos reglas básicas siguientes:

1.    La toma continuada de comprimidos no debe interrumpirse por un período mayor de 7 días.

2.    Son necesarios 7 días de toma ininterrumpida de comprimidos para alcanzar una supresión suficiente del eje hipotálamo-pituitaria-ovario.

En consecuencia, debe hacerse la siguiente recomendación para la práctica diaria:

Semana 1

La mujer debe tomar el último comprimido olvidado tan pronto como lo recuerde, incluso si ello significa que tiene que tomar 2 comprimidos a la vez. Luego, continuará tomando los comprimidos en el momento del día acostumbrado. Durante los 7 días siguientes debe emplear simultáneamente un  método  barrera,  ej.  un  preservativo.  Si  ha  tenido  relaciones  sexuales  durante  los  7  días precedentes, debe considerarse la posibilidad de embarazo. El riesgo de embarazo aumenta cuantos más comprimidos hayan sido olvidados y con la proximidad al período regular de descanso del tratamiento.

Semana 2

La mujer debe tomar el último comprimido olvidado tan pronto como lo recuerde, incluso si ello significa   que  debe  tomar  2  comprimidos  a  la  vez.  A  continuación,  seguirá  tomando  los comprimidos  en   el   momento  del  día  acostumbrado.  Si  los  comprimidos  se  han  tomado correctamente durante los 7 días anteriores al olvido de la toma del comprimido, no es necesario tomar más medidas anticonceptivas. Sin embargo, si éste no es el caso, o si se ha olvidado tomar más de 1 comprimido, debe recomendarse a  la mujer el empleo de otro método anticonceptivo durante 7 días.

Semana 3

Debido a  la  proximidad del  periodo de  descanso, el  riesgo de  que  se  reduzca la  protección anticonceptiva  es  inminente.  Sin  embargo,  este  riesgo  puede  prevenirse  ajustando  la  pauta posológica. De ese modo, no es necesario tomar más medidas anticonceptivas si se sigue una de las dos  alternativas que se indican a continuación, asumiendo que todos los comprimidos se hayan tomado de forma correcta durante los 7 días anteriores al olvido de la toma del comprimido. Si este no  es  el  caso,   debe   aconsejarse  a  la  mujer  seguir  la  primera  de  las  dos  alternativas  y simultáneamente emplear otro método anticonceptivo durante los 7 días siguientes.

1.    La usuaria debe tomar el último comprimido olvidado tan pronto como lo recuerde incluso si esto  significa  que  debe  tomar  2  comprimidos  a  la  vez.  Luego  continuará  tomando  los comprimidos  en  el  momento  acostumbrado  del  día.  Comenzará  con  el  siguiente  envase inmediatamente  después  de  tomar  el  último  comprimido  del  actual  envase, es  decir, sin descanso entre los envases. No es muy probable que la usuaria tenga la menstruación hasta que  termine  el  segundo  envase,  pero  puede  experimentar  manchado  o  hemorragia  por disrupción los días en que esté tomando los comprimidos.

2.    También puede recomendarse   a la mujer interrumpir la toma de comprimidos del actual envase. En ese caso deberá dejar un período de descanso de hasta 7 días, incluyendo los días en los que ha olvidado tomar los comprimidos, y luego continuar con el siguiente envase.

En caso de que la mujer haya olvidado tomar los comprimidos y a continuación no tenga la menstruación en su primer período normal de descanso, debe considerarse la posibilidad de un embarazo.

4.2.4  Precauciones en caso de vómito o diarrea grave

Si se produce vómito o diarrea grave dentro de las 3-4 horas después de la toma del comprimido, puede  que  éste  no  se  haya  absorbido  completamente.  Por  lo  tanto,  son  de  aplicación  las precauciones  relativas al olvido de la toma de comprimidos tal como se describe en el apartado

4.2.3.. Si la mujer no desea cambiar su pauta posológica habitual, debe tomar el (los) comprimido

(s) necesarios extra de otro envase.

4.2.5  Como retrasar una hemorragia por deprivación

Para retrasar el periodo, la mujer debe continuar con otro envase de Bemasive sin dejar periodo de descanso. El retraso de la menstruación puede prolongarse tanto como se desee hasta el final del segundo envase. Durante el retraso de la menstruación la mujer puede experimentar hemorragia por disrupción o manchado. La toma regular de Bemasive se reanudará tras el periodo normal de 7 días de descanso.

Para cambiar el periodo a otro día de la semana en el que la mujer esté acostumbrada conforme a su ciclo actual, debe aconsejarse acortar el próximo periodo de descanso durante el número deseado de días. El acortamiento del periodo de descanso aumenta el riesgo de no tener la menstruación, y podrá padecer hemorragia por disrupción y manchado mientras tome los comprimidos del siguiente envase (como cuando se retrasa el periodo)

4.3    Contraindicaciones

Los  anticonceptivos  orales  combinados  no  deben  utilizarse  bajo  ninguna  de  las  siguientes condiciones. Si se produce por primera vez cualquiera de las siguientes condiciones mientras se toman anticonceptivos orales, su empleo debe interrumpirse inmediatamente.

–      Trombosis venosa o historia de trombosis venosa (trombosis venosa profunda, embolismo pulmonar)

–      Trombosis arterial o historia de trombosis arterial (ej. accidente cerebrovascular, infarto de

miocardio) o síntomas prodrómicos (ej. angina de pecho y ataque isquémico transitorio)

–      La presencia de factor/es de riesgo graves o múltiples de la trombosis arterial:

–   diabetes mellitus con síntomas vasculares

–   hipertensión grave

–   dislipoproteinemia grave

–      Predisposición hereditaria o adquirida de trombosis venosa o arterial, tal como resistencia a APC,  deficiencia de antitrombina III, deficiencia de proteína C, deficiencia de proteína S, hiperhomocisteinemia                                     y     anticuerpos     antifosfolípidos      (anticuerpos     anticardiolipina, anticoagulante lúpico)

–      Presencia o historia de enfermedad hepática grave en la que los valores de la función hepática no han vuelto a los normales.

–      Presencia o historia de tumores hepáticos (benignos o malignos).

–      Cáncer de mama conocido, previo o sospechado.

–      Certeza o sospecha de tumores malignos dependientes de esteroides sexuales.

–      Sangrado vaginal no diagnosticado.

–      Historia de migraña con síntomas neurológicos focales.

–      Hipersensibilidad a los principios activos o a cualquiera de los excipientes de Bemasive comprimidos recubiertos.

4.4    Advertencias y precauciones especiales de empleo

4.4.1  Advertencias

Si está presente alguno de los factores de riesgo mencionados a continuación, deben sopesarse en cada caso  individual, las ventajas del empleo de los anticonceptivos orales frente a los posibles riesgos, y comentarlo con la mujer, antes de que ella decida si va a tomar el anticonceptivo oral. En caso de empeoramiento o si  se  produce cualquiera de estos factores de riesgo, la mujer debe consultar con su médico, que debe decidir si se debe interrumpir el uso del anticonceptivo oral.

1. Trastornos circulatorios

Estudios  epidemiológicos  indican  una  relación  entre  el  uso  de  anticonceptivos  orales  y  un incremento del riesgo de trombosis arterial y venosa y de enfermedad tromboembólica, como

infarto de  miocardio,  ataque  isquémico  transitorio,  trombosis  venosa  profunda  y  embolismo pulmonar.

El  uso  de  cualquier  anticonceptivo  oral  combinado  conlleva  un  incremento  del  riesgo  de tromboembolismo venoso (TEV) comparado con el no uso. El incremento del riesgo de TEV es mayor durante el primer año sí la mujer nunca ha utilizado un anticonceptivo oral combinado. Este incremento del riesgo es menor que el riesgo de TEV asociado al embarazo que se estima en 60 casos por 100.000 embarazos. El TVE es fatal en un 1-2% de los casos.

En varios estudios epidemiológicos se ha encontrado que las mujeres que emplean anticonceptivos orales combinados con etinilestradiol, la mayoría con una dosis de 30 μg, y un progestágeno tal como  desogestrel tienen un incremento del riesgo de TEV comparado con aquellas que utilizan anticonceptivos   orales  combinados  conteniendo  menos  de  50  μg   de  etinilestradiol  y   el progestágeno levonorgestrel.

Para productos conteniendo 30  μg  de  etinilestradiol combinado  con desogestrel o  gestodeno, comparados con los que contienen menos de 50 μg de etinilestradiol y levonorgestrel, el riesgo relativo global de TEV se ha estimado en el intervalo de 1,5 a 2,0. La incidencia de TEV para el levonorgestrel en anticonceptivos orales combinados con menos de 50 μg de etinilestradiol es de aproximadamente  20  casos  por  100.000  mujeres/año.  Para  Bemasive  la  incidencia  es  de aproximadamente 30-40 casos por 100.000 mujeres/año es decir, 10-20 casos adicionales por 100.000 mujeres/año de uso. El impacto del riesgo relativo sobre el número de casos adicionales podría  ser  el más grande en mujeres durante el primer año de uso de un anticonceptivo oral combinado cuando el riesgo de TEV con todos los anticonceptivos orales es más alto.

Los datos epidemiológicos para anticonceptivos orales  combinados  conteniendo desogestrel o gestodeno con 20 μg de etinilestradiol, no sugieren un menor riesgo de TEV que los que contienen 30 μg de etinilestradiol.

Toda esta información debe tenerse en cuenta cuando se prescriban estos anticonceptivos orales combinados, así como cuando se aconseja la elección de un método (s) anticonceptivo (s).

La trombosis en otros vasos sanguíneos se ha descrito muy raramente en mujeres que consumen anticonceptivos orales, ej. en venas y arterias hepáticas, mesentéricas, renales o retinianas. No existe  acuerdo en si la aparición de estos casos está relacionada con el uso de anticonceptivos orales.

Los síntomas de trombosis venosa o arterial pueden incluir:

–      dolor unilateral de piernas poco común y/o hinchazón

–      dolor intenso repentino en el pecho, irradiado o no al brazo izquierdo.

–      fatiga repentina

–      ataque repentino de tos

–      cualquier dolor de cabeza poco común, intenso y prolongado

–      pérdida repentina de visión, parcial o total.

–      diplopía

–      dificultad para hablar o afasia

–      vértigo

–      colapso con o sin convulsión focal

–      debilidad o entumecimiento intenso que afecta de forma repentina a un lado o a una parte del cuerpo

–      trastornos motores

–      abdomen “agudo”

El riesgo de complicaciones tromboembólicas venosas en mujeres que consumen anticonceptivos orales combinados aumenta con:

–      la edad

–      historia familiar (tromboembolismo venoso en padres o hermanos a una edad relativamente temprana).  En caso de sospecha de predisposición hereditaria, la mujer debe informar al especialista para que le aconseje, antes de decidir sobre el uso de anticonceptivos orales combinados.

–      inmovilización prolongada, cirugía mayor, cualquier operación en las piernas o traumatismo mayor. En estas situaciones, es aconsejable interrumpir el tratamiento con el anticonceptivo oral (en caso de  tener prevista cirugía, al menos 4 semanas antes de la intervención) y no reanudar  el  tratamiento   hasta  2  semanas  después  de  la  movilización  completa.  Debe considerarse un tratamiento antitrombótico.

–      obesidad (índice de masa corporal superior a 30 kg/m2).

–      no existe acuerdo sobre el posible papel de las venas varicosas y la tromboflebitis superficial en el comienzo o progresión de la trombosis venosa.

El riesgo de complicaciones tromboembólicas arteriales en mujeres que consumen anticonceptivos orales combinados aumenta con:

–      la edad

–      el hábito de fumar (debe advertirse a las mujeres mayores de 35 años que no fumen si desean usar anticonceptivos orales de combinación)

–      dislipoproteinemia

–      hipertensión

–      valvulopatía cardiaca

–      fibrilación auricular

La presencia de un factor de riesgo grave o de múltiples factores de riesgo para una enfermedad venosa o  arterial respectivamente, puede constituir también una contraindicación. También debe tenerse en cuenta la posibilidad de terapia anticoagulante. Las usuarias de anticonceptivos orales combinados deben ponerse en contacto con su médico en caso de posibles síntomas de trombosis. En caso de sospecha o presencia de trombosis, debe interrumpirse el uso de anticonceptivos orales combinados. Debe iniciarse un método anticonceptivo adecuado debido a la teratogenicidad de la terapia anticoagulante (cumarinas)

Durante el periodo post-parto, debe considerarse el incremento del riesgo de tromboembolismo

(para más información– ver apartado 4.6, “ Embarazo y lactancia”)

Otras patologías que se han relacionado con trastornos circulatorios incluyen diabetes mellitus, lupus  eritematoso sistémico, síndrome  urémico  hemolítico,  enfermedad  inflamatoria  intestinal crónica (enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa) y anemia de células falciformes. Si se produce un aumento de la  frecuencia o de la gravedad de la migraña durante el empleo de anticonceptivos orales  (que  puede ser  un  pródromo de  una  alteración  cerebrovascular) se  debe  considerar la interrupción inmediata del tratamiento.

2.Tumores

En algunos estudios epidemiológicos se ha descrito un incremento del riesgo de cáncer de cuello uterino en mujeres en tratamiento a largo plazo con anticonceptivos orales, pero todavía no se ha clarificado   suficientemente  en  que  magnitud  este  hallazgo  puede  estar  influenciado  por  el comportamiento sexual y por otros factores tales como el virus del papiloma humano (VPH).

Un meta-análisis de 54 estudios epidemiológicos ha puesto de manifiesto que las mujeres que utilizan anticonceptivos orales presentan un ligero incremento de riesgo de diagnóstico de cáncer de mama. Este incremento de riesgo disminuye gradualmente durante los 10 años siguientes al cese del tratamiento con  anticonceptivos orales. Puesto que el cáncer de mama es raro en mujeres menores de 40 años, el  aumento del número de casos diagnosticados de cáncer de mama en mujeres que están o han estado en tratamiento con anticonceptivos orales es bajo, comparado con el riesgo de cáncer de mama a lo largo de toda su vida. Estos estudios no proporcionan evidencia de una relación causal. El modelo observado de aumento de riesgo puede ser debido a un diagnóstico temprano de cáncer de mama en usuarias de  anticonceptivos orales, a los efectos biológicos del anticonceptivo oral o una combinación de ambos. Los casos de cáncer de mama diagnosticados en mujeres que consumen anticonceptivos orales tienen tendencia a ser clínicamente menos avanzados en comparación con los casos de cáncer de mama diagnosticados en no consumidoras.

En  casos  raros  se  han  descrito  tumores  hepáticos  benignos  en  mujeres  que  consumen anticonceptivos orales, e incluso más raramente tumores hepáticos malignos. En algunos casos estos tumores pueden conducir a hemorragias intraabdominales con amenaza para la vida. Cuando se produce  dolor intenso en la parte superior del abdomen, en caso de hepatomegalia o si se presentan signos de hemorragia intraabdominal en mujeres que consumen anticonceptivos orales debe considerarse un tumor hepático como diagnóstico diferencial.

3. Otras condiciones

Las mujeres con hipertrigliceridemia o predisposición hereditaria a la misma pueden presentar un mayor riesgo de pancreatitis cuando tomen anticonceptivos orales.

Aún cuando se han descrito ligeros incrementos de tensión arterial en mujeres que consumen anticonceptivos orales, son raros los aumentos en la tensión arterial con relevancia clínica. Solo en estos  casos raros está justificada la interrupción inmediata del tratamiento con el anticonceptivo oral. No se ha establecido la relación entre el empleo de anticonceptivos orales y la hipertensión clínica. Si durante el uso del anticonceptivo oral en hipertensión preexistente, los valores elevados constantes de la tensión arterial o  un aumento significativo de la tensión arterial no responden adecuadamente  a  un  tratamiento   antihipertensivo,  debe  interrumpirse  el  tratamiento  con  el anticonceptivo  oral.  Cuando  se  considere   apropiado,  puede  reanudarse  el  tratamiento  con anticonceptivos orales una vez se hayan alcanzado valores normales de tensión arterial mediante terapia antihipertensiva.

Se ha descrito que las siguientes patologías pueden producirse o se han agravado durante el embarazo  y el empleo de anticonceptivos orales, pero la evidencia de relación con el uso de anticonceptivos orales no es concluyente: Ictericia y/o prurito  asociada a colestasis; formación de cálculos; porfiria; lupus eritematoso sistémico; síndrome urémico hemolítico; corea de Sydenham; herpes gestacional; pérdida de audición debida a otosclerosis.

Los trastornos agudos o crónicos de la función hepática pueden necesitar la interrupción del tratamiento con anticonceptivos orales, hasta que se hayan normalizado los parámetros de la función  hepática. La ictericia colestática recurrente y/o colestasis asociada a prurito, que puede producirse al  principio del embarazo o por el empleo previo de hormonas sexuales, requiere la interrupción del tratamiento con anticonceptivos orales.

Aún cuando los anticonceptivos orales pueden tener influencia sobre la resistencia periférica a la insulina y la tolerancia a la glucosa, no existe indicación de que sea necesario cambiar el régimen terapéutico en  diabéticas que emplean anticonceptivos orales. No obstante, debe realizarse un seguimiento estrecho de éstas durante el empleo de anticonceptivos orales.

Se han asociado con el empleo de anticonceptivos orales combinados, el síndrome de Crohn, la depresión endógena, la epilepsia y la colitis ulcerosa.

Ocasionalmente puede producirse cloasma, particularmente en mujeres con historia de cloasma durante el embarazo. Las mujeres con tendencia a cloasma deben evitar la exposición a la luz solar o a la radiación ultravioleta mientras estén tomando anticonceptivos orales.

4.4.2    Examen médico/consulta

Antes de iniciar o reanudar el empleo de Bemasive se debe obtener una historia médica completa

(incluyendo historia familiar) y debe descartarse el embarazo.

Debe  medirse  la  tensión  arterial  y  debe  realizarse  un  examen  físico,  con  referencia  a  las contraindicaciones (apartado 4.3) y advertencias (4.4.).

También debe informarse a la mujer de que lea cuidadosamente el prospecto y cumpla los consejos que  proporciona el mismo. La frecuencia y la naturaleza de los exámenes debe basarse en las directrices prácticas establecidas y deben adaptarse a cada mujer de forma individual.

Debe informarse a la mujer de que los anticonceptivos orales no protegen frente a infecciones por VIH (SIDA) u otras enfermedades de transmisión sexual.

4.4.3  Reducción de la eficacia

El efecto de los anticonceptivos orales puede reducirse en caso de olvido de la toma de los comprimidos  (apartado  4.2.3),  vómitos  o  diarrea  intensa  (apartado  4.2.4)  o  administración concomitante de otros medicamentos (apartado 4.5.1)

4.4.4  Reducción del control del ciclo

Puede producirse sangrado irregular (manchado y hemorragia por disrupción), relacionado con la toma de  cualquier anticonceptivo oral, en particular durante los primeros meses. Por lo tanto evaluar la aparición de hemorragia irregular es sólo relevante después de un periodo de adaptación de aproximadamente 3 ciclos.

Si  las  hemorragias  irregulares  persisten  o  se  producen  tras  ciclos  regulares  previos,  deben considerarse  causas  no  hormonales  y  deben  tomarse  precauciones  adecuadas  para  descartar malignidad o embarazo. Esto puede incluir un legrado.

Algunas mujeres no tienen la menstruación durante el período de descanso del tratamiento. Si se han tomado el anticonceptivo oral de acuerdo con las instrucciones descritas en el apartado 4.2, es poco probable  que la mujer esté embarazada. Si, no obstante, el anticonceptivo oral no se ha tomado siguiendo las  instrucciones antes de la desaparición de la primera menstruación, o en el caso de que no se hayan  tenido  dos menstruaciones, debe descartarse un embarazo antes  de continuar tomando el anticonceptivo oral.

No debe  utilizarse  la  hierba  de  San  Juan  (Hypericum perforatum) mientras se  esté  tomando Bemasive, debido al riesgo de disminución de la concentración plasmática y la reducción de los efectos clínicos de Bemasive comprimidos (ver 4.5 Interacciones).

4.5    Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

4.5.1. Interacciones

Las interacciones  con  medicamentos  que  resultan  en  un  incremento del  aclaramiento de  las hormonas sexuales pueden implicar hemorragia por disrupción y fallo anticonceptivo.

Se ha establecido con hidantoínas, barbitúricos, primidona, carbamazepina y rifampicina. Son también   sospechosos  oxcarbazepina,  topiramato,  felbamato,  griseofulvina  y  nevirapina.  El mecanismo de esta interacción parece estar basado en las propiedades de inducción de los enzimas hepáticos de estos fármacos. La inducción enzimática máxima no se observa generalmente hasta 2-

3 semanas después de iniciar el tratamiento, pero luego puede persistir durante al menos 4 semanas después de la interrupción del tratamiento.

Se ha descrito también fallo anticonceptivo con antibióticos tales como ampicilina y tetraciclinas. Este mecanismo de acción no ha sido dilucidado.

Las mujeres sometidas a tratamiento a corto plazo (hasta una semana) con cualquiera de los fármacos incluidos en los grupos descritos anteriormente, deben utilizar temporalmente un método barrera además del anticonceptivo oral, es decir, durante el período de la toma simultánea del otro fármaco y durante 7 días después del cese de la toma del mismo. Las mujeres que estén tomando rifampicina deben emplear un método barrera además del anticonceptivo oral, durante el período de tratamiento con rifampicina y durante  28 días después de la interrupción del tratamiento con rifampicina. En caso de que la toma simultánea de otro fármaco exceda el número de comprimidos del envase del anticonceptivo oral, la mujer debe comenzar el siguiente envase del anticonceptivo oral sin observar el periodo de descanso habitual.

Los expertos recomiendan aumentar la dosis de anticonceptivos esteroideos en mujeres sometidas a tratamiento a largo plazo con fármacos inductores de los enzimas hepáticos. Debe recomendarse otro método anticonceptivo si no es aconsejable una dosis elevada de anticonceptivo esteroideo o si la dosis elevada resulta insuficiente o insegura, ej. en caso de sangrado irregular.

Hierba  de  San  Juan  (Hypericum  perforatum):  no  debe  tomarse  simultáneamente  con  este medicamento, ya que potencialmente podría conducir a una pérdida de efecto anticonceptivo. Se han descrito hemorragias por disrupción y embarazos no deseados. Esto se debe al efecto inductor de la hierba  de S. Juan sobre los enzimas que metabolizan el fármaco. El efecto inductor puede persistir durante al menos 2 semanas después del cese del tratamiento con la hierba de San Juan.

La administración concomitante de ritonavir con una combinación fija de anticonceptivo oral da lugar a una reducción del 41% del AUC promedio de etinilestradiol, por lo que debe considerarse un  aumento  de   la  dosis  de  anticonceptivos  orales  con  etinilestradiol  o  emplear  métodos anticonceptivos alternativos.

4.5.2  Análisis de laboratorio

El empleo de esteroides anticonceptivos puede tener influencia sobre los resultados de ciertos análisis de laboratorio, incluyendo parámetros bioquímicos de la función hepática, tiroidea, adrenal y renal; los niveles plasmáticos de proteínas de transporte, ej. corticosteroides unidos a globulinas y fracciones lípido/lipoproteina; parámetros del metabolismo de los hidratos de carbono y parámetros de la coagulación y  fibrinólisis. Los cambios normalmente permanecen dentro de los valores de referencia normales de laboratorio.

4.6    Embarazo y lactancia

Bemasive no está indicado en el embarazo.

Si se produce el embarazo, el tratamiento con Bemasive debe interrumpirse inmediatamente. Sin embargo,  amplios estudios epidemiológicos no han puesto de manifiesto un mayor riesgo de malformaciones en  niños nacidos de mujeres que han tomado anticonceptivos orales antes del embarazo, ni ningún efecto  teratogénico tras una ingesta involuntaria de anticonceptivo oral al principio del embarazo.

La lactancia puede verse influida por el uso de anticonceptivos orales ya que pueden reducir la cantidad   y  cambiar  la  composición  de  la  leche  materna,  por  eso,  generalmente  no  debe recomendarse el uso anticonceptivos orales hasta la completa finalización del periodo de lactancia. Pequeñas cantidades de  esteroides anticonceptivos y/o sus metabolitos pueden excretarse con la leche durante el uso de anticonceptivos orales combinados. Estas cantidades pueden afectar al niño.

4.7    Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar maquinaria

No se han observado efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar maquinaria.

4.8    Reacciones adversas

Para reacciones adversas graves en mujeres que consumen anticonceptivos orales, ver el apartado

4.4 “Advertencias y precauciones especiales de empleo”.

Existe un incremento del riesgo de tromboembolismo venoso en todas las mujeres que utilizan un

anticonceptivo oral  combinado.  Para  información  sobre las  diferencias en  el  riesgo entre los anticonceptivos orales, ver el apartado 4.4..

Durante el uso de Bemasive se describieron las siguientes reacciones adversas:

Organos, sistemasMuy frecuentes

>1/10

Frecuentes

>1/100, <1/107

Poco frecuentes

>1/1.000, <1/100

Raros

>1/10.000, <1/1.000

Sistema

endocrino

Sangrado

irregular

Amenorrea

Dismenorrea Síndrome premenstrual Dolor mamario

Sistema

nervioso

Cambios en la

líbido Depresión Cefalea Mareos Nerviosismo

Oido y

laberinto

Otosclerosis
Sistema

vascular

MigrañaHipertensiónTromboembolismo
Sistema

gastrointestinal

Náusea

Vómitos

Piel y tejido

subcutáneo

Acné
GeneralAumento de

peso

Se han descrito las siguientes reacciones adversas graves en mujeres que utilizan una combinación de anticonceptivos orales y se discuten en el apartado 4.4. “Advertencias y precauciones especiales de empleo”:

–      Tromboembolismo venoso;

–      Tromboembolismo arterial;

–      Hipertensión;

–      Tumores hepáticos;

–      Aparición  o  deterioro  de     condiciones  para  las  que  no  se  ha  establecido  una  relación concluyente con el uso de anticonceptivos orales: enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, epilepsia,  migraña,  endometriosis,  mioma  uterino,  porfiria,  lupus  eritematoso  sistémico, herpes gestacional, corea de Sydenham, síndrome urémico hemolítico, ictericia colestática;

–      cloasma

4.9     Sobredosificación

No se han descrito  efectos nocivos graves tras sobredosis. Los síntomas que pueden producirse relacionados con la sobredosis son: náuseas, vómitos y, en chicas jóvenes, hemorragia vaginal leve. No existe antídoto, y si es necesario debe administrarse tratamiento sintomático.

5.      PROPIEDADES FARMACOLOGICAS

5.1    Propiedades farmacodinámicas

Grupo farmacoterapéutico: anticonceptivos hormonales sistémicos

Código ATC: G 03 AA 09

La acción contraceptiva de los anticonceptivos orales se basa en la  interacción de diferentes factores,  de  los  cuales  el  más  importante  es  la  inhibición  de  la  ovulación  y  cambios  en  el endometrio.

Bemasive es un anticonceptivo oral combinado, con etinilestradiol y el progestágeno desogestrel. Etinilestradiol es un estrógeno de síntesis bien conocido.

Desogestrel es un progestágeno de síntesis. Tras la administración oral, posee una potente actividad inhibitoria de la ovulación, fuerte actividad progestacional y débil actividad anti-estrogénica, no posee actividad estrogénica, y una actividad androgénica/anabólica muy débil.

El riesgo de cáncer de ovario y endometrio se reduce con el empleo de la dosis más elevada de anticonceptivo oral combinado (50 μg de etinilestradiol). Falta confirmar si esto es también de aplicación para dosis bajas de anticonceptivos orales combinados.

5.2    Propiedades farmacocinéticas

Desogestrel

Absorción

Tras la administración oral de Bemasive, desogestrel se absorbe rápidamente y se transforma en 3- ceto-desogestrel. Los picos de nivel plasmático se alcanzan tras 1,5 horas. La biodisponibilidad absoluta de 3-ceto-desogestrel es del 62-81%.

Distribución

El  3-ceto-desogestrel  presenta  una  unión  a  proteínas  plasmáticas  del  95,5-99%,  uniéndose principalmente a la albúmina y a la SHBG. El aumento de la SHBG inducido por etinilestradiol influye  en  el  porcentaje  de  unión  y  la  distribución  del  3-ceto-desogestrel  en  las  proteínas plasmáticas.  Como  consecuencia,  la  concentración  de  3-ceto-desogestrel  aumenta  lentamente durante el tratamiento, hasta que se alcanza el estado estacionario en 3-13 días.

Metabolismo

El metabolismo en fase I de desogestrel incluye hidroxilación catalizada por el citocromo P-450 y la   posterior  deshidrogenación  en  C3.  El  metabolito  activo  de  3-ceto-desogestrel  se  reduce posteriormente, los productos de degradación se conjugan con sulfato y glucurónidos. Estudios en animales indican que la circulación enterohepática no es relevante para la actividad gestagénica de desogestrel.

Eliminación

El 3-ceto-desogestrel se elimina con una semivida promedio de aproximadamente 31 horas (24-38 horas), el  aclaramiento plasmático varia entre 5,0-9,5 l/hora. El desogestrel y sus metabolitos se eliminan a través de la orina y las heces, como esteroides libres o conjugados. La relación de la eliminación en orina o heces es 1,5:1.

Condiciones del estado estacionario

En el estado estacionario el nivel sérico de 3-ceto-desogestrel se eleva dos o tres veces.

Etinilestradiol

Absorción

El etinilestradiol se absorbe rápidamente y los picos de nivel plasmático se alcanzan tras 1,5 horas. Como  consecuencia  de  la  conjugación  presistémica  y  del  metabolismo  de  primer  paso,  la biodisponibilidad  absoluta es del 60%. El área bajo la curva y la Cmax  se espera que aumenten ligeramente con el tiempo.

Distribución

El  etinilestradiol  presenta  una  unión  a  proteínas  plasmáticas  del  98,8%,  uniéndose  casi exclusivamente a la albúmina.

Metabolismo

El etinilestradiol está sujeto a conjugación presistémica en la mucosa del intestino delgado y en el hígado.  La  hidrólisis de los conjugados directos del etinilestradiol por la flora intestinal libera etinilestradiol que puede reabsorberse, produciéndose por tanto circulación enterohepática. La ruta

metabólica principal del etinilestradiol es la hidroxilación mediada por el citocromo P-450, en la que  los  metabolitos  principales  son  2-OH-EE  y  2-metoxi-EE.  El  2-OH-EE  se  metaboliza posteriormente a metabolitos químicamente activos.

Eliminación

El etinilestradiol desaparece del plasma con una semivida de aproximadamente 29 horas (26-33 horas), el aclaramiento plasmático varia entre 10-30 l/hora. Los conjugados de etinilestradiol y sus metabolitos se excretan a través de la orina y las heces (relación 1:1).

Condiciones del estado estacionario

El  estado  estacionario  se  alcanza  tras  3-4  días,  cuando  el  nivel  sérico  del  fármaco  es aproximadamente un 30 a un 40% más elevado que tras la administración de una dosis única.

5.3    Datos preclínicos sobre seguridad

Los estudios toxicológicos no han puesto de manifiesto otros efectos que los que pueden explicarse en base al perfil hormonal de Bemasive.

6.      DATOS FARMACEUTICOS

6.1    Relación de excipientes

En el comprimido: Almidón de patata; ácido esteárico; α-tocoferol; lactosa monohidrato; estearato de magnesio; sílice coloidal anhídro; povidona K 30; amarillo quinolina E 104.

En el recubrimiento: Hipromelosa; macrogol 600; propilenglicol.

6.2    Incompatibilidades

No se han descrito.

6.3    Periodo de validez

3 años.

6.4    Precauciones especiales de conservación No conservar a temperatura superior a 30 ºC. Conservar en el envase original.

6.5    Naturaleza y contenido del recipiente

Blisters de Aluminio-PVC/PVDC, blisters de PVC/PVDC con sobre de aluminio o blisters de Aluminio-PP con sobre de Aluminio, conteniendo 21 comprimidos ó 3 x 21 comprimidos.

6.6    Instrucciones de uso y manipulación

No se requieren instrucciones especiales.

7.      TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

GYNEA LABORATORIOS, S.L. Colón, 5

08184 Palau-Solitá i Plegamans

8.      NUMERO DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

65.062

9.      FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/REVALIDACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN

Octubre 2002

10.    FECHA DE REVISIÓN DEL TEXTO

Noviembre de 2003

3 Comments

  1. linsrectesyn

Leave a Reply

*